Saltar al contenido

Cálculo de indemnización por despido paso a paso 2021

Cálculo de indemnización por despido




El cálculo de indemnización por despido es una de las preocupaciones más habituales de los trabajadores que han sido despedidos por su empresa. Saber calcular la indemnización por despido es la base de cualquier reclamación laboral, bien por reclamación extrajudicial o mediante demanda por despido.

Para ello te ofrecemos nuestra calculadora de indemnización por despido. Esta herramienta de cálculo es orientativa, pero puede ayudarte a hacer una idea de la indemnización que le corresponde. Realice el cálculo hoy mismo para saber qué indemnización le puede corresponder.

Cálculo de indemnización por despido: ¿Cómo me han despedido?

Lo primero que debemos saber, antes de realizar cualquier tipo de cálculo de una indemnización por despido, es conocer la clase de despido por la que la empresa ha puesto fin a nuestro contrato de trabajo de manera unilateral según establece el Estatuto de los Trabajadores. Para ello, la calificación del despido es la base del cálculo de la posible indemnización por despido.

Dada la importancia del tipo de despido, vamos a analizar las clases de despido y la indemnización que te corresponde según la decisión del empresario. No olvides que, en cualquier caso la mejor opción es contar con el asesoramiento de abogados laboralistas que se ocupen de todo el trámite y defiendan tus intereses.

Cálculo indemnización despido improcedente: la indemnización más alta

El cálculo de indemnización por despido improcedente requiere de un paso previo muy importante. La improcedencia del despido puede reconocerse mediante dos vías: el reconocimiento directo de la empresa y mediante sentencia judicial. En sí, como ya explicamos en nuestra guía “Despido improcedente: causas e indemnización“, el despido improcedente no es un tipo de despido regulado en nuestro ET, sino una calificación del despido.

El despido improcedente es aquel que se realiza sin tener en cuenta los requisitos y límites impuestos por nuestro Estatuto de los Trabajadores. Es importante comprender que un despido no será procedente o improcedente si no es admitido por las partes o determinado por la intervención judicial.

Dicho lo anterior, debemos también señalar que el cálculo de indemnización por despido improcedente está sujeto a un cálculo en dos tramos tras la aprobación de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. En este sentido, la reforma implica una variación sobre cómo calculo mi indemnización por despido. Estos son los tramos para calcular la indemnización por un despido improcedente:

  • Periodo trabajado antes del 12-2-2012 (antigüedad anterior a esta fecha): todo el tiempo trabajado en la empresa antes de esta fecha implica una posible indemnización por despido de hasta 45 días por año trabajado. En caso de fracciones anuales, deberemos hacer una sencilla regla de tres en la que el año se considera que tiene 360 días en materia laboral.
  • Periodo trabajado después del 12-2-2012 (antigüedad anterior a esta fecha): en este caso la reforma laboral implica una seria limitación a la indemnización por el despido a la hora de realizar el cálculo de indemnización de despido improcedente tras la reforma laboral de 2012. La limitación será de 33 días por año trabajado y con un máximo de 24 mensualidades de salario.

Para aquellos casos en los que el trabajador ha prestado servicios en la empresa durante ambos plazos (antes y después de la reforma laboral de 2012), nuestra normativa laboral impone el límite de 42 mensualidades de salario como tope máximo, lo que son 1.260 días de salario como indemnización máxima de despido improcedente a la hora de realizar el cálculo de indemnización por despido improcedente.

Nuestro artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores se ocupa de determinar las consecuencias de la determinación del despido como improcedente. Nuestra normativa laboral ofrece la posibilidad de que el trabajador sea reincorporado a su puesto de trabajo cobrando los salarios de tramitación (aquellos salarios que se dejaron de percibir durante la reclamación del despido) o, tras el correspondiente cálculo, no reincorporarse a su puesto de trabajo recibiendo la indemnización por despido improcedente.

El cálculo de indemnización despido objetivo: ¿es real mi despido objetivo?

El segundo cálculo de despido más habitual es aquel que se realiza para el cálculo de indemnización por despido objetivo. El despido objetivo sí se encuentra regulado por nuestra normativa laboral mediante el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

Dicho tipo de despido se debe basar en las causas reconocidas por el artículo 52 del ET: las atribuibles al trabajador (ineptitud, falta de adaptación o falta de asistencia), atribuibles a la empresa (las llamadas causas económicas) o por falta presupuestaria.

El cálculo de la indemnización por despido objetivo puede darse en dos situaciones distintas: cuando el despido objetivo es real y por tanto la normativa laboral ampara este despido, nos encontraremos ante una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades (1 año de salario).

El la anterior situación el cálculo de la indemnización es sencillo siempre que la empresa preavise al trabajador con 15 días de antelación de la situación y exponga de manera motivada y razonada la decisión tomada.

No obstante, en caso de que el despido objetivo no cumpla con los requisitos impuesto por el artículo 52 ET, nos encontraremos ante un despido improcedente y, por tanto deberemos acudir a la fórmula de cálculo de la indemnización por despido improcedente que hemos explicado más arriba.

En cualquier caso, si quieres conocer toda la información relativa al despido objetivo, te recomendamos que leas nuestra guía actualizada sobre el despido por causas objetivas: El despido por causas objetivas: causas e indemnización“.

Cálculo de indemnización por despido colectivo: el ERE y su indemnización

En la memoria de todos quedará para siempre la crisis y económica y cómo esta golpeó a multitud de empresas que se vieron obligadas a iniciar EREs y despidos colectivos. El cálculo de indemnización por despido colectivo reviste una especial dificultad.

Sin entrar en las particularidades del despido colectivo y sus causas, que son de todo menos pacíficas, la indemnización correspondiente a los trabajadores por esta causa es la misma que se determina para el llamado despido objetivo del que hemos hablamos más arriba.

No obstante, aquí puedes leer más información relevante del despido colectivo para conocer sus causas: El despido colectivo: causas del ERE.

Como hemos señalado, el cálculo de la indemnización por despido colectivo o ERE será de 20 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades. Los EREs y despidos colectivos son despidos objetivos que afectan a un sustancial número de trabajadores de la empresa.

En aquellos casos en los que el despido colectivo se determine como despido improcedente, deberemos acudir a la técnica de cálculo de indemnización por despido improcedente que hemos explicado más arriba teniendo en cuenta sus particularidades y plazos.

La indemnización en caso de modificación sustancial de las condiciones de trabajo

A la hora de calcular indemnizaciones, una de las más habituales es la que se le ofrece al trabajador por la modificación sustancial de condiciones de trabajo.

Según nuestra normativa laboral y la jurisprudencia más asentada, se entenderá modificación sustancial de las condiciones de trabajo las que afecten a: jornada laboral, horario, turnos laborales, salario, sistemas de trabajo, movilidad o cambio de funciones del puesto de trabajo.

Ante tal situación el trabajador tendrá la opción de aceptar dichas modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo u optar una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 9 mensualidades de salario.

Este cálculo de indemnización no es un despido desde un punto de vista jurídico, pero sí una indemnización que requiere el correspondiente cálculo indemnizatorio.

La indemnización por jubilación, muerte o incapacidad del empresario

Una de las indemnizaciones que producen más dudas en el cálculo es la indemnización por jubilación, muerte o incapacidad del empresario. Si bien es cierto que nos encontramos ante una finalización del contrato de trabajo, en este caso no hablamos de un despido.

El cálculo de la indemnización por jubilación, muerte o incapacidad del empresario es sencilla. El trabajador tendrá derecho a percibir como indemnización un mes de salario completo. En estas situaciones debemos de tener en cuenta que si la actividad empresarial continua, los contratos quedarán subrogados con las mismas condiciones anteriores.

Recursos e información de interés sobre el cálculo de indemnización por despido: